La calefacción en el acuario puede resultar necesaria tanto en peces de agua dulce como en peces de agua salada.

Se requiere un calefactor para el acuario para todos aquellos peces que se encuentran dentro de la categoría de Peces Tropicales. Por supuesto que no todos los peces necesitan del agua calefaccionada, como es el caso del Goldfish o las Carpas Koi, ya que éstos son peces de agua fría.

Si no se posee un calefactor en el acuario, la temperatura del agua del acuario se equilibra con la del ambiente. Durante épocas de bajas temperaturas los peces pueden morir o enfermarse si la temperatura del agua es inferior a los parámetros en los que se encuentran en su estado natural.

La mayoría de los calefactores vienen integrados de un termostato para seleccionar la temperatura de corte deseada. Además es recomendable usar un termómetro para medir la temperatura del agua. Disponiendo de estos se debe tratar de mantener la temperatura uniforme alrededor del valor óptimo para los peces que habitan el acuario, evitando cambios bruscos, que pueden provocar enfermedades a los peces por stress.

Al comprar un calefactor para el acuario se recomienda ver todas las opciones. Los calefactores mas económicos probablemente puedan tener una vida útil mas corta o el termostato puede ser de una calidad inferior, por lo que podría no regular bien la temperatura. Los calefactores de precio medio, por lo general son los que usan la mayoría de las personas. Tienen termostatos aceptables y mantienen su costo razonablemente económico. Después de un período de tiempo, tal vez un año o dos, hay que cambiarlo, pues la resistencia no siempre funciona correctamente transcurrido de ese tiempo de uso.

En cuanto a la potencia, los calefactores suelen presentarse desde los 25 Wats hasta los 300Wats. Para elegir el calentador apropiado, se sugiere estimar 1 wat por cada litro de agua del acuario.

También se debe tener en cuenta las instrucciones de instalación del calefactor, en relación a la forma que el mismo puede estar sumergido.

En cuanto a los materiales, los hay de vidrio templado (con distinta resistencia a los cambios de temperatura según las marcas) y también de acero inoxidable. Estos últimos son mas resistentes y se aconsejan para acuarios con peces de gran tamaño.

Se debe controlar el calefactor cada semana y comprobar la temperatura de la pecera todos los días para asegurarse que la misma es la esperada. Se recomienda colocar el calentador cerca de un filtro o de la salida de aire del aireador, ya que esto ayuda a distribuir el calor por todo el volumen de agua. Esto evita que haya zonas de agua caliente o zonas de agua fría.

La calefacción es esencial en los acuarios de peces tropicales, así que asegúrate de que tus peces estén adecuadamente preparados para enfrentar al estado del tiempo externo a sus acuarios. Controlar siempre el buen funcionamiento de éste y mirar el termómetro todos los días, cuando vas a dar de comer a tus peces y antes de apagar las luces por las noches, especialmente en épocas de bajas temperaturas.

Producto destacado en nuestra tienda para calefaccionar acuarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *