El agua es el elemento que determina la posibilidad de supervivencia de todos los organismos que viven en ella. Sin un mínimo conocimiento de los varios factores químicos y físicos que caracterizan los diferentes tipos de agua, no se puede ser un buen acuariófilo.

El equilibrio en el agua para los habitantes que se hayan elegido, puede verse afectado por múltiples factores, como ser la oxigenación, la temperatura, el grado de acidez o pH, la dureza, o la presencia de sustancias tóxicas, como amoníaco, nitritos y nitratos.

Por el momento, te contamos que en el mundo de la acuariofilia moderna, existen todo tipo de insumos para controlar y ajustar todas estas variables. 

Lo mas importante, es que manejes los conceptos básicos de todos estos aspectos. Y te los contamos a continuación.