Todos los animales del acuario y las bacterias alojadas en los filtros necesitarán oxígeno. Normalmente, el oxígeno presente en el agua, no alcanza para cubrir estas necesidades.

Es toda una tradición en el mundo del acuarismo utilizar equipos aireadores, que introducen aire de la atmósfera a través de una pequeña manguera, la que conectada a una piedra difusora inyecta el aire en el agua del acuario en forma de burbujas.

Existe una gran cantidad de formato de piedras difusoras de aire. Éstas le dan al acuario un toque adicional de belleza y atractivo. 

No obstante este sistema no es el mas efectivo a la hora de introducir aire en el acuario. El método mas recomendado es mover el agua, a través del chorro de salida del filtro interno, con un filtro cascada o bien, con bombas recirculadoras de agua, o wave-makers específicos para este fín. 

En caso que tu acuario incluya plantas naturales, no te aconsejamos el uso de las burbujas, ya que estas expulsan el anhídrido carbónico que las plantas necesitan para hacer la fotosíntesis. Si tienes plantas, son ellas mismas la mejor manera de introducir el oxígeno en el acuario.