Es fundamental para evitar que con el tiempo la pecera presente rajaduras o pérdidas, que se asegure una base absolutamente plana y que tenga la capacidad de absorber cualquier imperfección. Para esto, recomendamos colocar una plancha de telgopor en la base sobre la que se apoyará el acuario, de 2 centímetros de espesor. Esto nivelará la base del acuario, actuará como aislante térmico y absorberá cualquier imperfección.

Un solo grano de arena entre la superficie de apoyo y la base del vidrio, es suficiente para producir una rajadura. Por lo que siempre debe colocarse un material absorbente entre ambos.

Seleccione muy bien el lugar dónde estará ubicado el acuario, ya que una vez armado no será posible trasladarlo. Preferentemente evita colocarlo cerca de ventanas o de lugares en los que le pueda dar la luz directa del sol.

Mas adelante hablaremos de filtración y si bien no recomendamos el uso de placas biológicas, en caso que decidas utilizarlas, resultaría ser lo primero que debieras colocar en la pecera. En dicho caso, deberá instalarse un tubo de extracción cada ocho placas, para el filtrado opere correctamente. Idealmente, colocar una piedra difusora dentro del tubo, la cual deberá conectarse a una manguera de tipo cristal que mas tarde será conectada a un aireador. Para conectar mas de un tubo, existen conectores “T”, “doble T” o “Triple T”. También puede conectarse llaves reguladoras de la cantidad de aire a inyectar.

Luego se deberá colocar la grava, se deberá instalar la decoración que se hubiera elegido.