Uno de los factores fundamentales para la supervivencia de nuestros peces en el acuario, es su alimentación. Una buena dieta les permite desarrollarse sin enfermedades, los hace lucir bien y los ayuda a reproducirse.

Idealmente, debe proporcionarse a los peces la comida que mas se pueda parecer a la que estos podrían conseguir en su hábitat natural. En este sentido, lo ideal sería proveer comida viva, sin embargo esto suele ser difícil de implementar para la mayoría de los acuaristas. No obstante, la mayoría de los peces de acuarismo están acostumbrados a la comida artificial, y la industria provee una amplia y muy completa gama de alimentos para peces. Solo se trata de elegir el mas indicado para los nuestros.

Algunos consejos sobre alimentación

  • La cantidad de comida depende del tamaño y de la estructura de los peces. Esto significa que conviene tamaño grande para peces grandes y tamaño chico para peces pequeños. Según una regla empírica bastante aceptada, los trocitos de comida tienen que ser grandes como el ojo del pez que se los comerá.
  • El tipo de comida debe cubrir las necesidades alimenticias de los diferentes peces. Existen peces preferentemente fitófagos, que se nutren sobre todo de sustancias vegetales, mientras que otros peces son esencialmente carnívoros, por lo que los alimentos deben ser a base de sustancias animales.
  • Suministrar la comida dos veces al día; por la mañana temprano y por la noche antes de apagar las luces del acuario
  • La cantidad de comida es muy importante. Solo se debe suministrar la cantidad que los peces puedan comer en aproximadamente cinco minutos. 
  • Evitar una dieta uniforme (siempre el mismo alimento). Es recomendable suministrar por lo menos dos alimentos diferentes, alternando entre ellos.
  • Periódicamente, se recomienda añadir a la comida una dosis de algún complemento vitamínico especial para peces.