Los peces disponen de muy buenas auto-defensas, por lo que es muy difícil que se enfermen siempre y cuando hagamos un correcto mantenimiento de las condiciones del agua en la que viven.

De todos modos, cuando estos enferman, pueden ser por causas bacterianas, víricas o por acción de hongos o parásitos. Podremos darnos cuenta que un pez está enfermo a través de la observación. Se puede deducir que un pez está enfermo si observamos cambios de comportamiento, de su aspecto general o de una zona específica del pez.

Como el tema puede dar para mucho material, en esta guía solamente expondremos algunas cuestiones básicas al respecto:

  1. si controlamos atentamente el funcionamiento de nuestro acuario y no compramos peces enfermos, casi siempre la autodefensa de nuestros peces será suficiente para prevenir las enfermedades.
  2. No nos conviene en absoluto usar productos químicos para las llamadas “curas preventivas”, pues casi siempre son mas perjudiciales que beneficiosas.
  3. Si notamos un comportamiento extraño u otros síntomas que podrían ser de enfermedad, lo mejor es preguntar al vendedor especializado (no en una tienda de pets genérica) o consultar textos confiables en internet.
  4. Si llegado el caso, puedes determinar que tipo de enfermedad puede tener, existen varios productos que permiten la cura de varios tipos de enfermedades.
  5. No hay ninguna enfermedad que puedan tener los peces de acuario que pueda ser transmitida al hombre. Es importante saberlo!